Archivo de la etiqueta: Significado del Seis de Bastos

Lectura del Seis de Bastos en el Tarot

El Seis de Bastos es una carta del Tarot que pertenece a los Arcanos Menores y en ella tenemos sus siguientes características.

Palabras claves:

- Triunfo
– Proeza
– Reconocimiento
– Vanidad

Expresiones claves:

- Se un poco egoísta
– Pacifismo en sus acciones
– Satisfacción personal
– Se siente mejor que otros
– Defender sus intereses
– El orgullo ciego

Significado de la carta del Seis de Bastos:

La carta del Seis de Bastos representa sin lugar a dudas el éxito, es algo que estamos capacitados para hacerlo o tal vez vayamos adquiriendo conocimientos en el cual seamos superiores a los demás.

Esta es una carta que insta a la vanidad, el egoísmo y el orgullo ciego a menos que manejemos adecuadamente nuestro éxito. Tenga especial cuidado con su auto estima en situaciones de éxito, ya que se puede volver en contra de ti y ponerte rápidamente en una situación precaria, ya sea de negocios o de amor.

Cuando esta carta se lee en una situación actual, esta se convierte en una advertencia expresa de que es necesario la modestia, la humildad, e incluso un poco de sumisión con respecto a sus obras. Tenga cuidado con el deleite impulsivo del éxito de sus actividades a fin de no olvidar nunca de expresar esa sensación de ver y disfruta de sus momentos “altos”.

Pero mientras que la humildad es necesaria, usted también estará seguro de que le reconocerán por sus hechos, no es necesario anunciar al mundo su valor, pero por dentro, es importante porque todo el mundo necesita un poco de este reconocimiento.

Como carta de obstáculos, esta nos dice que su mayor obstáculo para lograr lo que queremos es precisamente su excesiva vanidad y orgullo. Trate de olvidarse de su éxito y piense más claramente acerca de sus retos y de los objetivos que desea alcanzar.

Como carta de futuro, el Seis de Bastos sugiere que podría cruzarse ante una influencia beneficiosa en su camino. Pero con ese éxito también puede llegar a la derrota y debe cuidar de su triunfo para que no se convierta en un desastre debido a las celebraciones inadecuadas.